martes, 9 de octubre de 2018

Machado en Danés


POESIA OG PROSA

Primera traducción de los hermanos Machado en Danés. 

Un artículo de Sonia Almoguera en Heraldo-Diario de Soria (01/04/2018)


viernes, 5 de octubre de 2018

5 de octubre de 1932

Antonio Machado, Hijo Adoptivo de Soria




Discurso de agradecimiento

Con su plena luna amoratada sobre la plomiza sierra de Santana, en una tarde de septiembre de 1907, se alza en mi recuerdo la pequeña y alta Soria. Soria pura, dice su blasón, y ¡qué bien le va ese adjetivo!.
         Toledo es, ciertamente, imperial, un gran expolio de imperios. Avila, la del perfecto muro torreado es en verdad mística y guerrera, o acaso mejor como dice el pueblo, ciudad de cantos y de santos. Burgos conserva todavía la gracia juvenil de Rodrigo y la varonía de su guante mallado, su ceño hacia León y su sonrisa hacia la aventura de Valencia. Segovia con sus arcos de piedra, guarda las vértebras de Roma.
         Soria, sobre un paisaje mineral, planetario, telúrico. Soria, la del viento redondo con nieve menuda que siempre nos da en la cara, junto al Duero adolescente, casi niño, es pura... y nada más.
         Soria es una ciudad para poetas. Porque la lengua de Castilla, la lengua imperial de todas las españas, parece tener su propio y más limpio manantial. Gustavo Adolfo Becquer, aquel poeta sin retórica, aquel puro lírico, debió amarla tanto como a su natal Sevilla; acaso más, que a su admirable Toledo. Un poeta de las Asturias, de Santillana, Gerardo Diego, rompió a cantar en romance nuevo a las puertas de Soria:

Río Duero, río Duero
nadie a acompañarte baja,
nadie se detiene a oír
tu eterna estrofa de agua.

Y hombres de otras tierras que cruzaron sus páramos no han podido olvidarla. Soria es, acaso, lo más espiritual de esa espiritual Castilla, espíritu a su vez, de España entera. Nada hay en ella que asombre o que brille y truene. Todo es sencillo, modesto, llano. Contra el espíritu redundante y barroco que sólo aspira a exhibición y a efecto, buen antídoto es Soria, maestra de castellanía, que siempre nos invita a ser lo que somos y nada más. ¿No es esto bastante?. Hay un breve aforismo castellano; yo lo oí en Soria por primera vez, que dice así: “nadie es más que nadie”. Cuando recuerdo las tierras de Soria olvido algunas veces a Numancia, pesadilla de Roma y a Mío Cid Campeador, que las cruzó en su destierro y al glorioso juglar de la sublime gesta que bien pudo nacer en ellas, pero nunca olvido al viejo pastor de cuyos labios oí ese magnífico proverbio donde a mi juicio se condensa todo el alma de Castilla; su gran orgullo y su gran humildad, su experiencia de siglos y el sentido imperial de su pobreza. Esa magnífica frase que yo me complazco en traducir así: “por mucho que valga un hombre nunca tendrá valor más alto que el valor de ser hombre”. Soria es una escuela admirable de humanismo, de democracia y de dignidad.
Por estas y otras muchas razones, queridos amigos, con toda el alma agradezco a ustedes su iniciativa y el altísimo honor que recibo de esta querida ciudad. Nada me debe Soria, creo yo. Y si algo me debiera, sería muy poco en proporción a lo que yo le debo: el haber aprendido en ella a sentir a Castilla que es la manera más directa y mejor de sentir a España. Para aceptar tan desmedido homenaje sólo me anima esta consideración: el hijo adoptivo de vuestra ciudad hace muchos años que ha adoptado Soria como patria ideal. Perdónenme si ahora sólo puedo decirles ¡gracias de todo corazón!



lunes, 1 de octubre de 2018

2 de Octubre, SAN SATURIO

Por Mª Angustias Macías Guzmán
Restauradora de Bienes Culturales


¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!


Antonio Machado

Traducciones en: francés, inglés, italiano, alemán y polaco
Guía machadiana de Soria 2003

Peupliers de l´amour qui vous eûtes jadis
vos branches chargées de rossignols;
peupliers qui demain serez lyres
du vent parfumé au printemps;
peupliers de l´amour près de l´eau
qui coule, passe et rêve,
peupliers des rives du Douro,
vous venez avec moi, mon coeur vous porte!


Pioppi dell’amore che ieri aveste
di usignoli i rami pieni;
pioppi che domani sarete lire
del vento profumato di primavera;
pioppi dell’amore accanto all’acqua
che scorre e passa e sogna,
pioppi sulle sponde del Duero,
con me venite, il mio cuore vi guida!


Poplars of love which yesterday had
Your branches full of nightingales;
Poplars that tomorrow will be lyres
Of the scented wind in spring;
Poplars of love near the water
That runs and flows and dreams,
Poplars on the banks of the Duero,
With me you go, my heart takes you!


Pappeln der Liebe, die ihr gestern
die Äste voller Nachtigallen hattet,
Pappeln, die ihr morgen Leier
des vom Frühling duftenden Windes werdet,
Pappeln der Liebe nahe dem Wasser,
Das fliebt und vorbeigeht und träumt,
Pappeln  am Ufer des Duero,
Ihr kommt mit,  in meinem Herzen!


Topole milosci, mialyscie wczoraj
Wasze galezie slowików pelne;
Topole, co jutro bedziecie irysami
Wiatru pachnacego wiosennie;
Topole milosci, tak blisko wody
Co plynie, przeplywa i marzy,
Topole, co jestescie nad brzegiem Duero,
Pójdziecie ze mna, me serce Was zabiera!





miércoles, 1 de agosto de 2018



Doña Leonor Izquierdo de Machado

Por José María Palacio

El Porvenir Castellano, 5 de agosto de 1912


         Pocas veces con más razón que en la presente podremos decir que el dolor embarga nuestro ánimo y que es muy difícil que el entendimiento tenga la lucidez necesaria para reflejar sobre unas cuartillas la verdad y la intensidad de aquel.
Ha muerto la esposa amantísima de nuestro entrañable, del amigo del alma Don Antonio Machado.
Doña Leonor Izquierdo de Machado, tan joven, tan buena, tan bella, tan digna del hombre en cuyo corazón es todo generosidad y en cuyo cerebro dominan potentes destellos de inteligencia, ha muerto, y ¡parece mentira! . ¡Pobre Leonor!
Es absurdo, en verdad querido Machado, incomprensible, cruel, pero la muerte es así de atrabiliaria y de inconmovible.
Piense usted una vez más en aquellos profundos versos, saturados de ironía y de desprecio, de su hermano Manuel, poeta excelso como usted:
¡Que la vida se tome la pena de matarme
ya que yo no me tomo la pena de vivir!
Pero no, la vida no es la que mata, aunque ella represente la pena de vivir, pena sobre todo en estas circunstancias de usted, en que se ve una juventud tronchada y toda la inmensidad de cariños y de ilusiones perdidos. ¿Por qué, Dios mío, ha de ser la vida tan amarga?
Su alma de poeta y de artista se estremeció profundamente ante la virtud y la belleza, y su lira repleta de epitalamios y su pecho rebosante de generosidad y de grande afecto, dispuestos estuvieron un día llamado por usted el más feliz de su vida, en la noche más triste, a una ofrenda santa que usted, amigo del alma, prolongará siempre, pero que una enfermedad traidora y tenaz ha convertido de una manera verdaderamente absurda en amarga tristeza y en desconsuelo, que cuando es tan intenso como el suyo, anonada y desespera.
Yo quiero que llore usted lo menos posible; juntos hemos llorado la desdicha y con nosotros la lloran cuantos conocen y estiman a usted y conocieron y estimaron a Leonor, ¡a Leonor que a pesar de todos los cariños, de todos los cuidados, de todos los sacrificios, de todos los medios imaginados por usted y los médicos, a todas horas para arrebartarla a la Parca, pudo ésta más que todos, y no fue posible hacerla sobrevivir a la enfermedad que minó su existencia poco a poco, sin nada que se puediera oponer a su avance!
¿Por qué los hombres, en vez de matarse los unos a los otros, y de odiarse, no hemos de estudiar la manera de conservar la vida a los jóvenes? ¿Somos demasiado torpes, o demasiado pequeños?
Escribo estas cuartillas entre las miradas de los que conmigo velan el cadáver de la que fue (y ayer era todavía. Un siglo y un minuto de tiempo) su amantísima esposa.
¡Qué de consideraciones se agolpan a la imaginación ante un cadáver de una mujer joven y buena!
Lleva usted veinticuatro horas horribles, transido por el dolor y deshecho por el llanto. junto a usted lloran también dos madres buenas, igualmente desconsoladas. y de vez en vez, la mano angelical de una infantita que también llora por su hermana, limpia las lágrimas a su madre. Dentro del mismo dolor hay alguna nota de consuelo.
Todos los amigos de usted queremos llevarle una parte muy grande, primero en el dolor y después en el consuelo.
La redacción de El Porvenir que tiene de antiguo por usted cariños muy sentidos, toma una parte sincerísima en su desgracia.
Yo que vivo cada vez más intesa y mas concentrada la vida de mis afectos, quiero llevar una proporción, la más grande, aparte la de usted en su propia pena.
Y su parte pedirán también otros muchos, y no pocos desde lejos. ¿No puede aliviarle a usted, esto un poco, querido Machado?
Fue usted todo para Leonor, en amor, en tiempo, en actividad y en esfuerzo, y ella que está donde están las almas limpias y vírgenes como la suya, ha de bendecirle y enviarle alientos para continuar esta lucha que la vida representa, casi siempre con penas, y pocas veces con satisfacciones.
En esta impresión dominadora y terrible de ahora, yo he dicho sin hilación, y con dolor unas cuantas cosas. Es seguro que no reflejan bien un estado de alma porque no pueden reflejarlo.
Pero si ellas no lo reflejan, mientas rezo una oración en honor a la memoria de Leonor, tan buena, tan joven y tan digna de usted, como la pobre hermanita que secaba las lágrimas a su madre, yo abro los brazos para que sobre ellos deje usted caer las suyas, que también alivian el espíritu. Y caen sobre un pecho amigo que las acoge con cariño y las guarda con predilección para decir luego a quien la arrojó:
El dolor santifica las almas grandes. Hay que ser fuertes ante el dolor....

El Porvenir Castellano, 5 de agosto de 1912.


martes, 31 de julio de 2018


Enviada desde San Sebastián
TEXTO DE UNA POSTAL MANUSCRITA DE 
LEONOR IZQUIERDO CUEVAS





Queridas abuela y tía Concha: reciban mil afectos y den muchos besos a los P. David y Conchita de su nieta y sobrina que no las olvida. Leonor. 

Muchos afectos y toda suerte de prosperidades. Antonio.


viernes, 8 de junio de 2018

Acto de entrega II Premio Antonio Machado

II PREMIO ANTONIO MACHADO 

ACTO DE ENTREGA DE LOS PREMIOS




Ayer, jueves día 7 de junio, tuvo lugar en la Sala Constitucional del Congreso de los Diputados el Acto de Entrega de los II Premio Antonio Machado de la "Educación en la protección y desarrollo sostenible de la naturaleza y el medio ambiente. Agenda 2010"

El Acto estuvo presidido por Dña. Teófila Martínez, Presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, acompañada por un representante de la Junta de Castilla y León, Presidente del Consejo Escolar del Estado, D. Ángel de Miguel Casas, Presidente de la Fundación Antonio Machado, D. Manuel Núñez Encabo, Manuel Núñez Machado. 

Además de alumnos, alumnas, profesores, profesores y profesoras, Directores y Directoras de los 11 Centros participantes, estuvo presente una representación de 26 personas del IES Antonio Machado de La Línea de la Concepción (Cádiz), ganador del premio correspondiente a los IES con denominación Antonio Machado en España, junto con el alcalde de La Línea, D. Juan Franco. 


Sala Constitucional. Acto de entrega del II Premio Antonio Machado


Alumnos y alumnas premiados

Alumnos del Conservatorio: Premio Composición Musical. 

Adrián Cacho Martínez y Román Angulo Machado, Colegio Santa Teresa de Jesús de Soria, reciben el Premio Enseñanza Primaria



Teófila Martínez entrega Premio a Juan Franco, Alcalde de La Línea de la Concepción (Cádiz)



               Entrega del Diploma de Colaborador a D. Luis Corella 
                                            Aleia-Roses 


         Entrega del Diploma de Colaborador a D. Luis Corella 
                                        Aleia-Roses 



Manuel Núñez Machado, sobrino de Leonor Machado y David Hernández Hernando, hijo de María del Carmen Hernando Vinuesa, sobrina de Leonor
 Intervención de una alumna de La Línea de la Concepción (IES Antonio Machado)


Intervención de Miguel Ángel Delgado, Director del IES Antonio Machado de Soria 


Entrega de Diploma a D. Emiliano Revilla, Colaborador del II Premio Antonio Machado 


Intervención de un alumno premiado del IES Antonio Machado de Soria


Cooperativa GSD


Intervención, en nombre de los profesores y las profesoras coordinadores/as del II Premio Antonio Machado en sus respectivos Centros, Ignacio J. Achútequi Hernández, Director del IES de San Leonardo. 


Discurso pronunciado por Ignacio J. Achútegui Hernández


Insignes autoridades, empresarios mecenas de la cultura, organizadores, directores de centros educativos, profesores, padres y madres, queridos alumnos.

Créanme que  me honra sobremanera haber sido elegido representante del profesorado. Difícil tarea sorprender a tan cultivado auditorio.
¿Acaso puede decirse algo novedoso de Antonio Machado? Ésa precisamente es la mayor novedad, que nuestro poeta, alma de Soria, pervive en nuestros espíritus, atemporal, como el agua del Duero.
Decadente España en las postrimerías del siglo XIX, surgen literatos, poetas, artistas, políticos, profesores, que dentro de la denominada Generación del 98, plasmaron la idea de regeneración.  Don Antonio, cual krausista de pro, defendió la tolerancia académica y la libertad de cátedra frente al dogmatismo. No en vano, definió nuestra tierra como una escuela admirable de humanismo, de democracia y de dignidad.
¿No les parece coincidencia?
Decadencia, democracia, políticos, tolerancia, regeneración, profesores…
Vivimos en tiempos de decadencia moral y precisamente ahora es cuando deben surgir los baluartes de la ética, nosotros, sí, los profesores, docentes, educadores, garantes de la renovación social, transmisores del legado cultural, tan esenciales y atemporales.
Pero hace falta algo más.  ¿Cómo es posible que Soria, referente cultural y literario de carácter universal, siendo la provincia más despoblada  de España, siga obteniendo, año tras año, resultados académicos sublimes? ¿Nadie quiere vivir donde la calidad educativa roza los parámetros de excelencia? ¿Casualidades o causalidades?
No es cuestión de buscar culpables, señoras y señores, sino de buscar soluciones. Nuestra provincia se va muriendo poco a poco. Y no lo digo yo. ¿Han leído el artículo, cuyo título reza: “La provincia de Soria desaparecerá en febrero de 2097”? Ya sólo nos quedan  casi 80 años para solucionarlo. ¡Cuántas veces habremos oído discursos y políticas de cohesión demográfica! ¡Bla, bla, bla!
Ayúdennos, dennos una oportunidad, no nos dejen morir, pues si lo hacen, Antonio Machado también habrá muerto. Soria ni puede ni debe entenderse sin él. No obstante, se atisba un ápice de luz. Por gracia cuasi divina, la Fundación Antonio Machado, a través de estos premios, dignifica nuestras existencias con la oportunidad que se brinda a nuestros alumnos, nuestro futuro, candilejas de esperanza.
Muchísimas gracias.

viernes, 1 de junio de 2018

ACTO DE ENTREGA DEL 
II PREMIO NACIONAL ANTONIO MACHADO 

Tendrá lugar en la Sala Constitucional del Congreso de los Diputados 

el jueves, 7 de junio, a las 12,30 horas

Entrega de Premios del I Premio Antonio Machado (Junio 2017)


Salida de los dos autobuses: 7,30 horas. 

Estarán presentes en el Acto, El equipo directivo, AMPA, profesorado, alumnado participante del IES ANTONIO MACHADO de la Línea de la Concepción (Cádiz) y el alcalde de esta ciudad gaditana, para recoger el premio de su magnífico trabajo:

Antonio Machado y la Naturaleza

MUCHAS GRACIAS




TRABAJOS PRESENTADOS Y PREMIADOS
Ver página: II Premio Antonio Machado. Todos los trabajos presentados.